Sueños y tiempo

«En el sueño, simplemente soy. Vivo ‘actual’ en el eterno actual. Apenas sí hay un ‘más tarde’, y justo lo que es necesario de ‘antes’ para que pueda existir este ‘presente‘ que vivo, al que asisto.» Esto nos dice sobre el sueño y el tiempo en el sueño Henri Michaux, en Modos del dormido, modos del que despierta.

El ensayista y dramaturgo Hugo Hiriart en Sobre la naturaleza de los sueños nos hace notar:

….«Considerados desde la vigilia, los sueños son cortísimos, casi instantáneos. Pero cuando vivimos esta experiencia dormidos no tienen esta duración porque dormidos perdemos el sentido del tiempo. El sueño se desgrana, entonces, fuera del tiempo y pierde sentido preguntarnos por su duración. Dormidos, adentro de un sueño, un segundo es una eternidad, porque la eternidad no es mucho, muchísimo tiempo, sino ausencia de tiempo

Y «Los sueños representan para Jung un lenguaje coherente y tanto más rico aún por cuanto está libre de las leyes del tiempo y de la causalidad.» Declara el polifacético Mircea Eliade hablando sobre la integración de los opuestos y de su encuentro con Jung, en El vuelo mágico.

También María Zambrano, en su libro Los sueños y el tiempo, destaca esa privación del tiempo que se produce en sueños:  «El sujeto está en sueños privado de lo que el nacimiento da ante todo, aún antes que consciencia: tiempo, fluir temporal.»