Estoy pensando…

…¿por qué las cosas SE rompen?

Sí, claro que lo he oído: escacharre en la cocina. Voy. La fuente azul de Pastrana. Mi cuñado, con cara de no haber roto nada ni remotamente parecido en toda su vida, desvía la mirada hacia el cable de portátil, sobre la mesa y, más compungida, al suelo, a los trozos del pobre plato azul, el dichoso responsable: «se ha roto…» dice. Y no me extraña, ese plato grande de cerámica, azul oscuro y brillante, con guirnaldas rodeando una gran calavera plateada en el centro… ¿qué podíamos esperar de él, el muy desvergonzado? Y no es el único.

Me pregunto por qué las cosas SE rompen. Y cómo esta infantil falta de asunción de la responsabilidad es tan descarada en nuestra lengua española; como un pase torero, trata de desviar la atención del primer impulso con esta cobarde construcción reflexiva y elusiva. «Romperse» es un «verbo intransitivo de cambio de estado» o «verbo medio pronominal». «La voz media se aplica tradicionalmente a los verbos intransitivos que designan cambios de estado, así como procesos experimentados por algún sujeto que no ejerce el control directo sobre ellos.» Vale.

‘Las cosas rotas, las cosas que nadie rompe, pero se rompieron’ , que decía Pablo Neruda… Mientras, se me han pasado las ganas de matar a mi cuñado y eso está bien. Me gustaba ese plato, hace tiempo que me lo regalaron en una Feria Apícola. Ahora está hecho cachitos y, con ellos, de paso, la escoba se lleva todo rastro de responsabilidad. Luego decimos. Es el poder de las palabras.

2 comentarios en “Estoy pensando…

    • Jo, muchas gracias, Alba, me alegra mucho que te guste y me encanta verte por aquí. Lo que está claro es que tu oído te guía y eso es fantástico… 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *